Destrozos, piedrazos y balas de goma en manifestaciones en el centro de Resistencia

La provincia 17 de diciembre de 2020 Por Editorial
Una vez más, movimientos sociales se dieron cita para manifestarse en el microcentro de la capital chaqueña. Allí estaba previsto un corte de calles y marcha hacia diferentes dependencias del gobierno provincial. El objetivo no se llevó a cabo debido al bloqueo de la Policía del Chaco, quien persuadió la movilización.
249607w980h1800

El operativo de liberar las calles del microcentro inició una vez que los integrantes de los diferentes movimientos sociales decidieron continuar su manifestación en las calles, no así en la vereda, donde había comenzado su asamblea.

 

Como es sabido, la orden que mantiene personal policial es garantizar no sólo la libre circulación a conductores de todo tipo de transportes, sino también a mantener el orden social en una zona donde bancos y locales comerciales mantienen sus puertas abiertas, con atención al público.

Por esta razón es que tras la columna de manifestantes sobre las calles de Resistencia, personal policial comenzó su operativo de persuasión y desalojo de los mismos en áreas de circulación de vehículos. Esto ocasionó un encuentro agresivo entre ambos sectores, donde se pudo constatar la rotura de vidrieras, como así también destrozos de vehículos particulares, balas de goma y una lluvia de cascotazos.

Un grupo de manifestantes de distintos movimientos sociales agredió a la policía con piedrazos y cohetes (conocidos como rompeportones) mientras protagonizaba un corte de calle en la intersección de Mitre y Alvear.

Ante esto, la División Infantería y la Montada avanzó hacia la manifestación, flanqueados por el carro hidrante. En la arremetida, dispararon balas de goma y arrojaron gases y agua.

 
Los manifestantes de los movimientos sociales Movimiento Trabajo y Humildad (MTH), Corriente Clasista y Combativa (CCC), Movimiento de Trabajadores Excluídos (MTE Barrio Cheliyí) y Movimiento Darío Santillán, entre otros, se replegaron hacia la avenida Sarmiento, para luego doblar por calle Brown, donde terminaron en la intersección de López y Planes, en las inmediaciones del Superior Tribunal de Justicia.

A su paso, fueron arrojando piedras contra la fuerza de seguridad. Varias de ellas impactaron en vehículos estacionados y vidrieras de locales comerciales, las que terminaron con roturas. También agredieron, amenazaron y hasta intentaron robarles el celular a periodistas de los medios Diario TAG y Portal Móvil, quienes cubrían el hecho.

Finalmente, la manifestación fue dispersada y dejó como saldo nueve mujeres detenidas, quienes recuperaron su libertad minutos después.

Tras dispersar la manifestación, el subsecretario de Prevención en Abordaje Territorial, Gustavo Olivello, defendió el accionar policial al señalar que la actitud de los manifestantes fue muy violenta y mostró algunos de los elementos que fueron arrojados contra los uniformados: entre ellos, piedras y balines.

“Los integrantes de los movimientos sociales siguen siendo rehenes de algunos dirigentes sociales que son verdaderos delincuentes”, denunció el funcionario quien dijo estar más preocupado por la integridad física de los policías que de las mujeres detenidas: “Que se la aguanten”, espetó.

 

fuente: norte/chacodiapordia