Ola de calor se siente hasta en la Antártida con temperaturas récord

La nación 06 de febrero de 2020 Por Editorial
La sensación térmica alcanzó los 42° en la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional.
calor-1488393378

La Base Esperanza en la Antártida Argentina registró hoy un nuevo récord histórico de
temperatura, con 18,3°C, un valor que supera la marca anterior de 17,5°C del 24 en marzo de
2015.
No fue el único caso: la Base Marambio también registró la temperatura más alta para un de
mes de febrero desde 1971. Alcanzó 14,1°C y superó los 13,8°C del 24 de febrero de 2013,
precisó el Servicio Meteorológico Nacional.

La ciudad de Buenos Aires atraviesa la segunda ola de calor del año y continúa vigente el alerta  que significa que las altas temperaturas pueden afectar a los bebés, niños pequeños y adultos
mayores.
El lunes pasado se registró en la Ciudad una temperatura mínima de 25.4 grados y máxima de
35; el martes una mínima de 24 y una máxima de 34.9 y el miércoles una mínima de 25 y una
máxima de 32.4, por lo que se cumplieron los 3 días con registros térmicos que dan cuenta de
una ola de calor.
Hoy, si la mínima de esta mañana no baja por la noche y se supera la máxima, podría ser el
cuarto día consecutivo, informó el organismo.


El antecedente
Esta es la segunda ola de calor de 2020 en la ciudad de Buenos Aires, ya que la primera ocurrió
entre el 24 y 26 de enero cuando las temperaturas mínimas estuvieron entre los 22.9 y los 23.8
grados, y las máximas entre los 33.5 y los 36.7.
Con respecto al alerta naranja emitida ayer para Capital Federal y Ezeiza continúa vigente, lo
que signica que las altas temperaturas, que alcanzaron los 33.6 grados (y 40.1 de térmica)
pueden ser muy peligrosas especialmente para los grupos de riesgo, informó el organismo.


Qué es el alerta naranja
El nivel naranja representa un riesgo moderado-alto para la salud de la población,
especialmente para bebés, niños pequeños y adultos mayores de 65 años.
Por ello se recomienda beber abundante agua, consumir alimentos frescos, vestir ropa suelta y
de materiales livianos, entre otros.
Por otro lado, la Argentina atravesó tres períodos muy cálidos que originaron olas de calor en
distintas zonas del país desde que comenzó el verano el pasado 21 de diciembre,