Chaco en cuarentena: comercios no esenciales cerrados, sin remises ni actividades religiosas

La provincia 19 de marzo de 2020 Por Editorial
En medio de una emergencia sanitaria nacional y con la idea de evitar la propagación del nuevo coronavirus, el gobernador, Jorge Capitanich, estableció restricciones severas y hasta el cierre preventivo de algunas actividades. Se estableció el cese total de comercios, industrias y empresas de servicios, salvo excepciones. También se prohíbe todo tipo de reuniones religiosas. Taxis y remises también están vedados, mientras que los colectivos circularán con menor frecuencia y al 50% de su capacidad.
885484

Ya son 13 los pacientes en el Chaco infectados con el nuevo coronavirus, seis de ellos importados, seis por contacto estrecho y uno sin nexo epidemiológico. Ante este panorama y con la idea de evitar la propagación de la enfermedad, el gobernador, Jorge Capitanich, firmó el decreto 433/20 que apunta a restringir aún más la circulación de las personas en el territorio provincial. Comercios cerrados, remises y taxis con cese total y bancos al mínimo de su capacidad, son algunas de las actividades alcanzadas.

En relación a la actividad comercial, industrial, de construcción y de servicios, tanto pública como privada, se establece el cese total. Esta medida tiene las siguientes excepciones:

Abastecimiento de combustible en sus diferentes etapas de acopio y comercialización.
Fabricación, procesamiento, distribución y comercialización de productos alimenticios y bebidas.
Fabricación, procesamiento, distribución y comercialización de productos de limpieza, higiene personal, hospitalarios y médico, y sus diferentes insumos.
Atención médica, odontológica, laboratorios químicos.
Servicios de comunicación, audiovisuales y de telefonía.
Fabricación y provisión de insumos complementarios para la distribución y empaque de productos alimenticios, bebidas, perfumerías y otros.
Fabricación, distribución y comercialización de insumos, medicamentos y alimentos para mascotas y atención veterinaria de mascotas.
Centros de telefonía, debiendo respetar los protocolos establecidos en normas nacionales, provinciales y municipales y mantener al menos un puesto de trabajo intermedio entre cada operador, no pudiendo superar en ningún momento una ocupación superior al 50% de la capacidad instalada.
Obras públicas y/o privadas referidas a la refacción, construcción o mantenimiento de la infraestructura sanitaria.
Empresas de seguridad y vigilancia.
Servicios fúnebres y salas velatorias.
 
El decreto aclara en este sentido que las excepciones previstas comprenden las unidades necesarias para la prestación del servicio operativo y técnico, no así a las unidades administrativas, las que deberán mantener guardias mínimas.

Transporte

En cuanto al transporte, se estableció el cese de circulación del Servicio de Transporte Público de Pasajeros de media y larga distancia, así como para las empresas de transportes habilitadas como servicios puerta a puerta, taxis, radiotaxis, minibuses y remises compartidos.

También se establece la obligatoriedad de reducir las frecuencias del Servicio de Transporte Público Urbano e Interurbano de Pasajeros, las que deberán efectuarse con una diferencia horaria de 30 minutos entre cada unidad. Deberán tener, además, como máximo, el 50% de la capacidad de pasajeros sentados por cada unidad, por recorrido.

Salones de fiesta y actividad religiosa

Por otra parte, se prohibió la presencia de personas en salones, salas y oficinas de atención al público. De todos modos, las que por razones de necesidad debidamente declarada por la autoridad de aplicación regulatoria deben estar abiertas, tendrán que respetar las medidas de seguridad sanitarias previstas. Se dispone también el cese total de actividades en templos, cultos y congregaciones religiosas.

En cuanto a la actividad bancaria, las entidades deberán notificar al gobierno las medidas que adoptarán para reducir al máximo la actividad en las oficinas y salones de atención y la reposición y recarga de cajeros automáticos.

Además, haciendo referencia al decreto 432/2020, se recomienda el uso de canales electrónicos para realizar operaciones bancarias como home banking y aplicaciones móviles para realizar pagos, transferencias, consultas de saldos e información sobre todo tipo de operaciones.

Se deberá asignar turnos especiales para la atención de adultos mayores de 60 años o que se encuentren en grupos de riesgo, a fin de evitar la interacción y contacto con otras personas respetando la distancia de 1.5 metro de distancia.

fuente: chacodiapordia