El Banco Mundial pide suspender el cobro de deudas soberanas

El mundo 23 de marzo de 2020 Por Editorial
En la videoconferencia del G20, el FMI advirtió que el coronavirus provocará una recesión mucho peor que la crisis del 2008.
coronavirus.jpg_966076397

 
 
El presidente del Banco Mundial, David Malpass, pidió a los países presentes en la teleconferencia del G20 que consideren suspender el cobro de deudas soberanas hasta que la entidad y el FMI hayan hecho una valoración plena de sus necesidad de financiación ante el coronavirus.

 
 
Malpass consideró que los países "necesitan moverse rápido para incrementar su gasto sanitario, fortalecer sus redes de seguridad social, apoyar al sector privado y revertir la interrupción de los mercados financieros".

En tanto, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, , que también intervino en la teleconferencia del G20, consideró que el impacto del coronavirus generará una recesión "tan mala o peor" que la que tuvo lugar como consecuencia de  la crisis de las hipotecas subprime de 2008.

"El pronóstico de crecimiento global para 2020 es negativo, con una recesión tan mala o incluso peor que la de la crisis financiera global. Pero esperamos una recuperación en 2021", señaló Georgieva al término  de su participación en la videoconferencia de los ministros de Finanzas y banqueros centrales de los países del G20.

"Es primordial priorizar la contención y fortalecer los sistemas sanitarios en todas partes. El impacto económico es, y será, severo, pero cuanto antes pare el virus, más rápida y más fuerte será la recuperación," agregó la funcionaria

En este sentido, la búlgara ha explicado que Fondo apoya "firmemente" las medidas fiscales que han tomado varios países en distintas partes del mundo para "fortalecer" los sistemas de salud y "proteger" a las empresas y trabajadores afectados. Asimismo, Georgieva ponderó de forma positiva las decisiones tomadas por los bancos centrales de relajar la política monetaria.

No obstante, el FMI advirtió que, aunque los países desarrollados están en una "mejor posición" para responder a la crisis, los mercados emergentes y países pobres afrontan "desafíos significativos". Según los cálculos del Fondo, los inversores internacionales han retirado USD83.000 millones en los últimos días de los mercados emergentes, lo que supone la "mayor salida de capitales hasta la fecha".

El organismo con sede en Washington también ha especificado que 80 países han solicitado ayuda al FMI. "Estamos trabajando de cerca con otras instituciones financieras internacionales para proporcionar una respuesta coordinada", ha subrayado.

fuente: bae negocios