Coronavirus: ¿Me puedo contagiar cuándo voy a comprar al supermercado?

Sociedad 23 de marzo de 2020 Por Editorial
A pesar del aislamiento, las personas siguen saliendo de sus casas para realizar compras indispensables, pero, ¿qué riesgo se corren?
xkjj6culm6nfnblndwpsshd4ugy.jpg_258117318.jpg.pagespeed.ic.Ci9Fuq8cyr

 
 
 
Un estudio publicado por el New England Journal of Medicine informó que el coronavirus puede sobrevivir sobre superficies de acero, plástico y cartón, en algunas incluso 72 horas. Esto significa que el virus puede trasmitirse durante varios días a través de estos elementos y también en el aire en suspensión: los investigadores, de la Universidad de California Los Angeles (UCLA), la Universidad de Princeton y los Institutos Nacionales de Salud Pública de los Estados Unidos (NIH) vieron que el virus tenía la capacidad de mantenerse viable en el aire hasta tres horas, estos datos dejan en evidencia que las personas que van al supermercado también están expuestas a contraer el virus.

 
 
¿Puedo contagiarme simplemente al respirar en la calle?
Xavier Abad, jefe de la Unidad de Alta Contención Biológica del IRTA-CReSA y profesor asociado de la Universitat Autònoma de Barcelona, aseguró que "no, para empezar, no toda la población está infectada, y la persona que está infectada no libera virus en cada exhalación, por lo que las personas que caminan por la calle o que están en un espacio, no están todas liberando virus al ambiente. Pero es que, además, cuando respiramos o exhalamos en un espacio exterior, como una calle, nuestro aliento se diluye al instante en el volumen inmenso de aire de ese espacio, donde, por si fuera poco, las condiciones no son estáticas, sino que siempre hay algo de desplazamiento del aire, viento.

¿Puedo contagiarme del coronavirus en el supermercado o en la oficina?
En supermercados u oficinas hay menos volumen de aire que en la calle, pero estos espacios suelen tener sistemas de circulación de aire, o aire acondicionado que, si no recirculan el aire, ayudan nuevamente a la dilución, por lo que es muy poco probable que se produzca un contagio. Eso sí, siempre que se respeten las recomendaciones de seguridad y no haya aglomeraciones ni una densidad elevada de personas.

¿Me puedo contagiar al tocar productos en el supermercado?
Lo primero que habría que preguntarnos es si realmente el virus puede haber llegado hasta aquel producto en cuestión. “Damos por sentado que llegó, pero no debemos pensar que todo tiene virus y que, por tanto, lo toco y me infecto directamente”, insiste Abad, que señala que es altamente improbable que cuando cojamos un paquete de alimento en el supermercado haya coronavirus con capacidad infectiva en él y nos contagiemos.

Aún así, si nos sentimos intranquilos, una manera fácil de evitar un remoto contagio sería al llegar a casa limpiar los envases  un papel de cocina humedecidos con una solución de lavandina diluida (entre 1/10 y 1/50, una parte de lejía por 9, o 49 partes, respectivamente, de agua de grifo). O retirar el envase exterior y tirarlo a la basura, como en el caso de los yogures, que suelen venir envueltos en un cartón. A continuación, lavarse bien las manos.

¿Y al recoger un paquete del correo?
La piel sana es una barrera muy efectiva contra los virus en general y contra el coronavirus, que no puede entrar al organismo a través de la piel intacta. Solo cuando con las manos, en caso de que estén contaminadas, nos tocamos la cara y en particular las mucosas nasal, bucal o ocular, corremos peligro de infección. Por tanto, si recibes un paquete, la medida más efectiva es, una vez lo recoges y lo guardas, lavarse las manos con jabón, con intensidad, de esta forma interrumpimos la potencial cadena de transmisión. Y hay que recordar que en cartón, los datos experimentales indican que el SARS-CoV-2 pierde su infectividad con rapidez.

¿Haciendo compras por internet me puedo contagiar?
Si la compra fue realizada en estas últimas semanas, no es posible el contagio. Seguramente ese producto, se envasó, se envió desde el país de origen, se recibió en un centro de logística, se llevó a un almacén y luego llegó a tu casa, pasaron semanas o meses. Aunque el coronavirus hubiera estado allí en un principio, lo que es ya mucho suponer, cuando recibes el producto, está inactivo, sin capacidad de infección.

 fuente: bae negocios