Vuelta del transporte: menos pasajeros, sin bebidas a bordo y con barbijo todo el trayecto

La provincia El domingo Por Editorial
El delegado provincial de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), José Victoriano Morcillo, explicó cómo será la vuelta al transporte de pasajeros y sus protocolos. Adelantó, además que, en las terminales, se alentará para que no haya circulación de personas más allá de aquellas que estén por abordar un micro.
avion-colectivo-1.jpg_1057082476

En horas de la tarde del miércoles, el ministro de Transporte, Mario Meoni, confirmó la disposición del Gobierno nacional de rehabilitar el servicio de transporte interurbano e interjurisdiccional y los vuelos de cabotaje e internacionales. Fue a través de la Resolución 222/20. Las empresas deberán coordinar con cada provincia el ingreso a su territorio dependiendo de la situación sanitaria local.

”Esta medida fue pensada con una visión profundamente federal, donde los gobiernos provinciales deberán autorizar cada servicio, atendiendo a la situación epidemiológica de cada jurisdicción”. También agregó: ”Desde la CNRT estamos trabajando de forma permanente con el Subsecretario de Transporte provincial, para aplicar las distintas medidas para que el servicio pueda reanudarse en la provincia de forma segura y siempre con el objetivo de cuidar a las pasajeras y pasajeros”, sostuvo Morcillo.

 
¿Quiénes podrán utilizar el servicio?


Según detalló el Delegado provincial, el transporte de media y larga distancia podrá ser utilizado en esta primera etapa por el personal que se desempeña en actividades esenciales y exceptuadas, así como también por aquellas personas que necesiten trasladarse por razones de fuerza mayor. ”No se trata de una habilitación universal por ahora, sino que está destinada también a quienes presenten situaciones particulares, como tratamientos médicos, cuidado de personas adultas mayores, con discapacidad o de niñas, niños y adolescentes”, mencionó.

Los protocolos


El funcionario indicó que la CNRT en conjunto con el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Salud de la Nación trabajaron en la elaboración de los protocolos «de los cuales surge un reacomodamiento del transporte ya que no va a ser como antes. La pandemia nos obligó a adaptarnos para que se pueda volver a viajar, con todas las precauciones sanitarias para evitar contagios y controlando siempre la seguridad de cada vehículo”.
La CNRT a través de su Comité de Crisis Prevención COVID-19 será la encargada de fiscalizar la reanudación de los servicios de transporte automotor y ferroviarios según dichos protocolos.

En esa línea, detalló que ”la capacidad de ocupación permitida para cada coche será del 60 % para la modalidad semicama (hasta 37 pasajeros), del 65 % para cama ejecutiva (hasta 26 pasajeros) y del 80 % para cama suite (18 pasajeros)”.

Además, José Victoriano Morcillo confirmó que las unidades deberán contar dentro del sanitario con suministros de jabón y un rociador con una solución de agua y lavandina de acuerdo a la recomendación de Salud de la Nación, y mantendrán contacto con los distintos centros de salud cercanos ”por si algún pasajero o pasajera llegara a presentar síntomas de COVID durante el viaje”.

Para estos casos, las unidades deberán contar con un sector de aislamiento con al menos 3 metros de separación con el resto de los pasajeros y se aplicará un plan de contingencia.
Se prohibió la distribución de mantas, material de lectura, el expendio de agua y café, y de cualquier otro elemento que estimule la manipulación entre los pasajeros y el personal.
Durante lo que dure el viaje se deberán realizar 20 renovaciones de aire por hora a través del aire acondicionado bajo la modalidad «no recirculación». Cuando esté fuera de servicio, antes y después, deberá ventilarse a través de la apertura de su puerta y ventanas.

El protocolo para quienes viajen


Los pasajeros también deberán cumplir con un estricto protocolo que incluye el ”distanciamiento social dentro de las unidades y durante el tiempo que dure el traslado, la utilización de elementos de protección de forma permanente que cubran nariz, boca y mentón y la circulación dentro de las unidades deberá ser mínima y solo para utilizar los sanitarios. Antes de abordar, deberán exhibir la aplicación Cuidar o el Certificado Único Habilitante”.

”Antes de abordar el servicio se les tomará la temperatura a cada pasajero, pasajera y choferes, y no podrán viajar aquellas personas que tengan más de 37,5 grados”. En las terminales se alentará para que no haya circulación de personas más allá de aquellas que estén por abordar un micro.