El paso del tifón Goni deja al menos siete muertos en Filipinas

El mundo 01 de noviembre de 2020 Por Editorial
El megatifón se ha debilitado convirtiéndose en tifón este domingo, pocas horas después de tocar tierra en Filipinas.
5f9eb1c659bf5b42ad0caa9d

Al menos siete personas han muerto este domingo en Filipinas tras el paso del tifón Goni, que azotó la provincia insular de Catanduanes con vientos sostenidos máximos de 225 kilómetros por hora y ráfagas de 280 kilómetros por hora.



Las muertes se registraron en la afectada provincia de Albay. Entre los fallecidos se encuentran un padre y un hijo que estaban en una comunidad rural donde la intensa lluvia arrastró flujos de lodo y rocas volcánicas desde el volcán Mayon, explicó el gobernador de la provincia, Al Francis Bichara.

Tras tocar tierra en Catanduanes —en el este de Filipinas— al amanecer, Goni se dirigió hacia el oeste rumbo a zonas densamente pobladas, como la capital Manila, y provincias afectadas por la lluvia que continuaban recuperándose de otro tifón que había golpeado la zona hace una semana dejando al menos 22 muertos.



Finalmente se debilitó horas después, y antes del anochecer pasó de ser un megatifón a ser un tifón, con vientos máximos sostenidos de 165 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 230 kilómetros por hora, aunque seguía siendo peligrosamente fuerte.

La agencia meteorológica filipina advirtió que en las 12 horas desde que el tifón tocara tierra, se producirían fortísimos vientos e intensas lluvias torrenciales y notificó a los residentes de la probabilidad de deslizamientos de tierra, inundaciones, marejadas ciclónicas de hasta 5 metros y vientos que podían derribar chozas, pero como en ocasiones previas, algunos se negaron a seguir las recomendaciones de evacuarse.



fuente: ap/rt