Ante el panorama crítico, Sameep suspendió la audiencia pública y mantendrá sus tarifas

La provincia 04 de noviembre de 2020 Por Editorial
En el marco de la actual pandemia, bajante de los ríos y sequía la empresa comunicó que se decidió suspender momentáneamente la audiencia pública hasta que mejore el contexto actual. "Se esperará a que se normalice el escenario y en un gran esfuerzo económico se mantendrán los valores actuales de facturación", destacaron.
La-Toma

Desde la empresa señalaron que “se contempla la actual situación teniendo en cuenta que la pandemia afectó seriamente al sector productivo, a la producción de agua potable y el abastecimiento del servicio”. En ese contexto, sostuvieron que “se esperará a que se normalice el escenario y en un gran esfuerzo económico se mantendrán los valores actuales de facturación. Sin embargo, se plantea que en un corto plazo habrá que replantearse la posibilidad de realizar la readecuación debido a que en la actualidad solo se abona menos de cinco centavos por litro de agua”.

Campaña de uso racional

 
Teniendo en cuenta esto la empresa solicita mantener el uso solidario del recurso y abonar las facturas adeudadas para sostener la producción de agua potable y cloacas, teniendo en cuenta que con la colaboración de todos se podrá sostener los servicios.

Readecuación

Los objetivos de la misma responden a incrementar la cobertura en toda la provincia, pasando del 87% actual al 98% con la puesta en marcha del Segundo Acueducto, en cuanto a agua potable y a cloacas aumentar del 42% al 60% en un mediano plazo.

También mejorar la calidad de los servicios y atención a los usuarios, optimizando los sistemas y procesos ante aumento de la demanda y nuevas conexiones. Por otro lado se quiere reducir el agua no contabilizada con proyectos de macromedición, otorgar un mantenimiento adecuado al actual sistema con la suficiente inversión para asegurar el abastecimiento a través de la línea del primer acueducto, que por su antigüedad aumenta la cantidad de pérdidas del agua que abastece al centro y sudoeste de la provincia.

Además se espera poder asegurar el caudal en contexto de bajante de los ríos Paraná-Paraguay y movimiento del Bermejo que perjudicaron seriamente las tomas de agua cruda, afectando la posterior potabilización y distribución del líquido vital. Lo que presenta un problema para el verano, debido al aumento de la demanda y el pronóstico del Instituto Nacional del Agua que prevé escasas precipitaciones en las altas cuencas, manteniendo niveles bajos de los ríos desde los que abastecemos.

A esto debemos sumar que el dólar se incrementó en un gran porcentaje este año, y con esto el precio de los productos químicos, que se compran a valor de la moneda extranjera, deján un desfasaje tarifario y un déficit importante para la empresa que será paliado con colaboración del ejecutivo provincial.