Carabineros reprimen una protesta en Santiago de Chile que exige liberar a los "presos políticos" del estallido social

El mundo 06 de noviembre de 2020 Por Editorial
Felipe Santana, de 20 años, fue condenado por un Tribunal a siete años de cárcel por causar daños en vía pública en el marco de las manifestaciones.
5fa5c444e9ff710ac150537d

Una nueva manifestación convocada este viernes en Santiago de Chile, para pedir la liberación de ciudadanos que fueron encarcelados en el marco del estallido social, fue reprimida por miembros de Carabineros. 

La concentración fue convocada la tarde de este viernes en la Plaza Italia, epicentro de las manifestaciones antigubernamentales que estallaron el 18 de octubre de 2019. Allí, las organizaciones sociales hicieron un llamado para exigir la liberación de los ciudadanos que han sido encarceladas por ejercer su derecho a la protesta social y a quienes consideran "presos políticos".

No obstante, la también llamada Plaza de la Dignidad, fue ocupada por camiones y tanquetas de los Carabineros que obstruyeron el paso a los manifestantes. 

Poco antes de las 19:00 (hora local), las fuerzas de seguridad lanzaron chorros de agua a presión desde un vehículo policial para reprimir a los descontentos que caminaban por las calles aledañas a la Plaza Italia. 

Los ciudadanos que salieron este viernes a las calles consideran como preso político a Felipe Santana, de 20 años, quien después de pasar un año en prisión preventiva fue condenado por un Tribunal a siete años de cárcel por intento frustrado de incendio en una catedral y por causar daños en vía pública en la ciudad de Puerto Montt, provincia de Llanquihue. 

En este marco, legisladores de oposición se encuentran trabajando en una Ley de Amnistía para liberar a los manifestantes que fueron encarcelados en el marco del estallido social en Chile. 

Familiares de personas privadas de su libertad denuncian la falta de pruebas durante los procesos judiciales. Además, han alertado que las autoridades no les permiten visitar en prisión a sus parientes.  

"Es sumamente ilógico que no se permita la visita de los familiares a sus presos políticos, que ya se ha dicho aquí, están presos sin pruebas, muchos de ellos con montaje", dijo el diputado del Partido Comunista (PC), Boris Barrera, quien criticó la actitud del Gobierno de Sebastián Piñera de "castigar la justa protesta social". 

Respuesta de Piñera
Piñera negó recientemente que en el país suramericano existan presos políticos. En cambio, aseguró que liberar a las personas detenidas en el marco de la protesta social implicaría pasar por encima de los tribunales de justicia.

Desde el estallido social, que inició el 18 de octubre de 2019, la Fiscalía Nacional de Chile ha formalizado a un total de 5.084 personas por supuestos delitos que van desde desorden público, saqueos, incendios, violencia institucional y atentados contra estaciones del Metro de Santiago. Del total de personas que fueron judicializadas, 648 se encuentran en prisión preventiva y 725 ya fueron condenadas.

Abuso policial
La cifra de civiles detenidos y condenados contrasta con las 8.827 denuncias contra agentes del Estado por violaciones a los derechos humanos, de las cuales, solo se han formalizado a 75 agentes (25 de ellos en prisión preventiva) y hay una sola condena.

Desde el inicio del estallido social hasta el 18 de marzo de 2020, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó 2.520 querellas contra agentes de las fuerzas de seguridad por homicidio (6), tortura (460), lesiones (25), violencia innecesaria (115), entre otros.

Como resultado del abuso de la fuerza por parte de las autoridades durante las manifestaciones, se reportan 163 víctimas de trauma ocular, de los cuales, 32 personas tuvieron una pérdida de visión irreversible.
 
fuente: rt