De izquierda, viejos, sin cultura y pobres: el polémico perfil de los docentes que hizo la ministra de educación de Larreta

La nación 16 de noviembre de 2020 Por Editorial
Las declaraciones de la funcionaria generaron una ola de repudio por reforzar estereotipos contra los maestros de educación básica.
204

La ministra de Educación de la ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, quedó envuelta en una controversia luego de que descalificara la formación de los docentes de educación básica y de que les pidiera a las familias de los estudiantes que denunciaran el "adoctrinamiento" ideológico que los niños pueden sufrir en las aulas.

"La izquierda ha tomado una fuerza muy grande [en la formación docente]. Además, el perfil de los estudiantes cada vez va teniendo un sesgo más claro. Empiezan a estudiar la carrera -y esto es igual en todo el país, así se refleja en encuestas del Ministerio de Educación de la nación- personas cada vez  más grandes de edad, que eligen la carrera docente como tercera, cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras", aseguró la funcionaria en una charla virtual con el diputado Fernando Iglesias.

Ambos pertenecen a la alianza conservadora Cambiemos, que encabeza el expresidente Mauricio Macri y que es la principal fuerza opositora al gobierno de Alberto Fernández.

"Si uno mira por nivel socioeconómico, que no debería ser determinante, pero si uno mira en términos de capital cultural y experiencias enriquecedoras al momento de aportar para el aula, [los docentes] son de los sectores socioeconómicos más bajos", agregó Acuña, en una exposición que provocó críticas por parte de profesionales de la educación que denunciaron el clasismo y la discriminación con el que analiza a los maestros.

La funcionaria también aseguró que la raíz de la "sobreideologización y la militancia política" que hay en las aulas se encuentra en la formación de los profesores.

"Por eso insisto en que la gran discusión es cómo enseñamos. Un docente que aprende bien sabe que lo que tiene que hacer es enseñar a pensar, no decirles a los chicos qué pensar", aseguró en referencia a las frecuentes denuncias de algunas familias, que no están de acuerdo con los enfoques de los maestros, en especial cuando abordan temas relacionados con posturas progresistas como la defensa de los derechos humanos y los feminismos, entre otros.

Prejuicios
Para Acuña, la raíz de lo que ella considera un problema está en el instituto de formación docente, y aunque reconoció que cambiarlo implica un trabajo de largo plazo, consideró urgente evaluar las 'herramientas' disponibles, y una de las principales es la denuncia directa de los padres y las madres contra los maestros

"La virtualidad nos permitió que las familias empiecen a mirar qué pasaba con educación de sus hijos, porque hasta ese momento lo que pasaba en el aula, cuando el docente cerraba la puerta, quedaba entre los chicos y el docente. Es difícil enterarse qué es lo que están haciendo si no tenemos denuncias concretas de las familias, es muy difícil que podamos intervenir", señaló.

Acuña aseguró que ella padece el mismo "problema" porque es mamá de un niño de primaria, cuyos docentes supuestamente "le bajan línea política todo el tiempo", y consideró que es difícil actuar porque los padres y madres no quieren perjudicar a sus hijos.

"El problema está en el aula. Cuando es en un acto del 25 de mayo [día de la Independencia], ahí sí nos enteramos e intervenimos, y trabajamos con la conducción y con los docentes, pero uno de los grandes problemas tiene que ver con el perfil de quienes eligen militar en lugar de hacer docencia", acusó.

La polémica revivió otros momentos en los que se han evidenciado los prejuicios contra la educación pública, por parte de los integrantes de Cambiemos.

Cuando gobernaba Macri, por ejemplo, dejó para la posteridad una frase en la que lamentaba "la terrible inequidad entre los que pueden ir a escuela privada y aquel que tiene que caer en la escuela pública",demeritando esta segunda y mayoritaria opción que, para muchos ciudadanos, es la única porque no pertenecen a su clase social.

La exgobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, también se negó a construir más universidades en localidades populares con el argumento de que "nadie que nace en la pobreza en la Argentina, hoy llega a la universidad", a pesar de que los datos demuestran que en estas zonas sí aumentó la matrícula de estudiantes de bajos ingresos.

fuente: rt