El Presidente y el gobernador inauguraron plantas de biomasa en Puerto Tirol y La Escondida

La provincia 02 de diciembre de 2020 Por Editorial
Las plantas de energías renovables fortalecerán el suministro eléctrico en la provincia, sumando 19 megavatios de potencia a través de la energía forestal renovable. Las obras, pertenecientes a las empresas Seismega-UNITAN e Indunor-SERSA, significaron una inversión total de U$S 43.000.000 y sumarán 19 megavatios de potencia a través de la energía forestal renovable.
JMC-PlantaBiomasa1

El gobernador Jorge Capitanich, junto al presidente de la Nación Alberto Fernández y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, inauguraron este miércoles dos plantas de biomasa en Puerto Tirol y La Escondida mediante una transmisión en simultáneo con Buenos Aires.

“Queremos destacar el valor estratégico de esta inversión por varias razones: la provincia del Chaco tiene 47,4% de superficie boscosa, donde el bosque nativo cumple un rol vital para el desarrollo sostenible de la producción forestal, por lo que estamos ejerciendo un liderazgo en la producción de energía y además un aprovechamiento integral de estos recursos”, afirmó Capitanich.

 


El presidente de la Nación, Alberto Fernández celebró “que en Chaco estemos desarrollando proyectos como este, que suponen grandes inversiones para producir energías renovables”, y destacó: “quisiera que al final de esta pandemia la enseñanza sea que tenemos que construir otra normalidad, con la posibilidad de producir utilizando energías renovables. Esta iniciativa va en consonancia con esa nueva normalidad”.

El mandatario nacional adelantó que en el transcurso de diciembre visitaría la provincia y remarcó la necesidad de “seguir trabajando para que el Norte argentino de una vez por todas se integre al resto del país y reciba la atención que merece objetivamente”.

El gobernador valoró el apoyo del Gobierno nacional y remarcó: “En el corazón del Norte argentino queremos trabajar contigo para poner a la Argentina de pie. Defendemos este desarrollo forestal de carácter sustentable y buscamos alcanzar el liderazgo en energías renovables. Estas inversiones nos llenan de orgullo por lo que significan en materia de impacto ambiental”.

Las obras significan una inversión total de U$S 43.000.000 y cuentan con los beneficios de la promoción industrial. La primera está situada en Puerto Tirol, correspondiente a la empresa Seismega-UNITAN, mientras que la segunda se encuentra en La Escondida, perteneciente a la firma Indunor-SERSA. “Ambas empresas tienen un rasgo de competitividad internacional y una red de proveedores locales que forman parte de la tradición productiva de la provincia del Chaco”, remarcó el mandatario.

Las presencias de ambas tanineras en el Chaco tienen un efecto multiplicador sobre el sector forestal, ya que generan cerca de 700 empleos directos e indirectos. A su vez, cuentan con 384 productores en actividad que abastecen de materia prima a dichas plantas industriales, que generan otros 20.000 empleos más en la provincia.

En este sentido, el gobernador identificó 20 cadenas de valor con potencial de desarrollo que existen actualmente en la provincia, entre las cuales se encuentra la cadena foresto-industrial. Es por eso que, en el marco del plan de producción, empleo y exportaciones del Gobierno, estas empresas industriales representan la prueba fehaciente del verdadero desarrollo que implica la integración total de una cadena de valor, en este caso, la foresto-industrial.

Dos empresas que apuestan por el Chaco

La empresa UNITAN destinó una inversión aproximada a los U$S 18.000.000 para la construcción, montaje y puesta en marcha de la Central de Generación de Energía en Puerto Tirol, la cual es su segunda fábrica en la Argentina luego de la inaugurada en la ciudad de Formosa.

La empresa cultiva Quebracho Colorado a gran escala (40.000 toneladas al año) y genera más de 600 puestos de trabajo, donde el 86% de su producción se vende en mercados de exportación, entre ellos Italia, México, Estados Unidos, Francia, China e India.

Seismega es una sociedad controlada por UNITAN y mediante el Programa RenovAR-Ronda 2, celebró el contrato con CAMMESA para generar y subir a la red 6,6 MW a partir de biomasa. Por su parte, la provincia otorgará los beneficios de la promoción industrial, que incluye exención tributaria, bonificación de tarifas de agua y energía y reintegro de inversión.

Por su parte, la planta industrial de biomasa Indunor-SERSA está ubicada en La Escondida y demandó una inversión de U$S 25.000.000. Allí se construyó la usina de generación eléctrica a través del procesamiento de biomasa con una potencia de 10 MW. Cuenta con 408 trabajadores y abastece a industrias del cuero, alimentación y sanidad animal, nutrición y sanidad humana, vino, minería, petróleo, cartón, agua, entre otras.

La empresa produce por año 27.000 toneladas de tanino, de los cuales el 95% de su producción se exporta. Además, la provincia le otorgó los beneficios de la promoción industrial, que incluyen la exención tributaria, bonificación de tarifas de agua y energía, y el reintegro de inversión.

De esta manera se entregará al Sistema Argentino de Interconexión (S.A.D.I) energía limpia y proveniente de fuentes totalmente renovables, disminuyendo al mínimo el impacto ambiental.