El Gobierno tiene sólo 12 funcionarios para controlar los precios

La nación 17 de abril de 2019 Por
Quedaron apenas una docena de controladores en Precios Cuidados. Alfonsín y CFK tenían más de 200 trabajadores en el área. El propio Ejecutivo dijo que no va a funcionar.
0029167582

El Gobierno tiene solo un puñado de funcionarios para controlar los precios que dijo que se van a mantener sin variación durante los próximos seis meses. Es porque desmanteló la Secretaría de Comercio en 2016 y despidió a los técnicos especializados. En Hacienda esperan una inflación aún más alta en abril.
El Ejecutivo relanzó Precios Cuidados como parte de la estrategia para que se sienta menos la crisis sólo en la previa de las elecciones. Después de octubre, la economía va a tener más presiones de las que tiene ahora.

El "nuevo" programa arrancará el lunes con 60 productos en góndolas que incluirán aceites, arroz, harinas, fideos y alimentos varios. Si bien son los mismos productos que están hoy, se suman algunos.

Pero el Ejecutivo tiene hoy solo doce funcionarios con rango de controladores en Precios Cuidados, según admitieron desde Cambiemos a minutouno.com. Desde la Secretaría de Comercio corroboraron que esos son los que están disponibles, pese a que pueden sumar unos 50 trabajadores del área de Lealtad Comercial, que hoy no está trabajando en consonancia con el área que depende del Ministerio de Producción.

 

El ministro de Producción y Trabajo Dante Sica tiene poca gente porque en 2016 su predecesor Francisco Cabrera decidió desmantelar ese área, en consonancia con la idea de Macri de desincentivar el control del Estado.

Durante el kirchnerismo, solo para Precios Cuidados en el área metropolitana se formaron 60 controladores, y en el resto del país se formaron más relevadores por provincia que reportaban semanalmente a la Secretaria, apoyados por otros 40 funcionarios en CABA.

"A esos se sumaban unos 50 que trabajaban tomando las denuncias en los callcenters. De todos, hoy no queda nadie", dicen quienes asesoraban a Augusto Costa. El economista que era secretario de Comercio durante la última parte del gobierno de Cristina Kirchner le dijo hoy a La Nación que "la nueva canasta es un llamado al desabastecimiento".

Hoy, esos economistas que trabajaban en el Estado están asesorando a muchas empresas que lidian con la política del Gobierno o en el exterior.

"No sé cómo van a hacer para controlar porque deshicieron los controles. La Secretaría de Comercio tiene solo 12 o 14 inspectores para controlar" contaron desde el sindicato, que recordaron: El Plan Primavera de Alfonsin (1988) fue controlado por 250 inspectores ya experimentados y no alcanzaban".

El propio Gobierno no cree que vaya a ser relevante el programa y no espera muchos resultados. Al menos así lo advirtió la semana pasada en el Congreso Marcos Peña, y ayer lo previó el propio Guido Sandleris, presidente del BCRA, cuando resaltó en conferencia de prensa: "Históricamente, los congelamientos de precios han terminado mal".

Boletín de noticias