Conflicto docente: la oposición parlamentaria pidió que se derogue la emergencia educativa

La provincia 10 de abril de 2019 Por
Frente Grande, Partido Obrero, UCR Cambiemos, Concertación Forja pidieron este miércoles por la derogación del decreto del Ejecutivo 1014/19 por el que se declaró la Emergencia Educativa el 1° de abril. Los cinco pasaron a comisión por 14 votos de legisladores del oficialismo; hubo una abstención (PRO) y 12 votos a favor. No obstante, sí aprobaron un proyecto de una legisladora del PJ, que plantea la preocupación por el conflicto docente y llama al Ejecutivo a “reconsiderar su posición y convocar a los trabajadores a una nueva mesa de dialogo”, que cosechó 16 votos. Entre tanto, el Frente Gremial Docente copó la esquina de avenida Italia y Brown y logró reunirse luego con los bloques políticos.
WhatsApp-Image-2019-04-10-at-20.24.52-1-696x464

Se trató de la cuestión previa que se extendió por más de tres horas dentro del Recinto legislativo, cuando se presentaron cinco proyectos de resolución pidiendo la derogación del decreto que declara la Emergencia Educativa en el Chaco.

El primero en pedir la palabra frente al conflicto docente fue el diputado Aurelio Díaz, del Partido Obrero, quien mocionó el tratamiento del proyecto de resolución 1561. Recordó que “se apeló a esta Cámara para ver si este conflicto docente podía mediar en esta situación por una cuestión salarial. No solo no se hizo absolutamente nada sino que el Poder Ejecutivo embarró más la cancha, agredió más”. Mencionó que el decreto 1014/19, de declaración de Emergencia Educativa, “hace alusión al congelamiento de salario”. “Con o sin ley los docentes van a ganar en su lucha”, arengó y reiteró: “Hemos intentado que se resuelva”. Con el mismo tenor, repudió de manera directa al gobernador Domingo Peppo, “por la represión policial en la Escuela 319. “Exigimos que derogue el decreto 1014”, exclamó.

Alejandro Aradas, de la UCR Cambiemos, impulsó por su parte el proyecto de resolución 1495/19 por el cual también exigió la “inmediata” derogación del decreto 1014/19. “Después de tres años y medio de gestión decreta una emergencia reconociendo una crisis”, aseguró y también que “viola los derechos laborales de los docentes y limita los derechos a huelga”.

En base al decreto, refutó que el docente no tiene el deber de “conocer la realidad financiera de la provincia . El decreto manifiesta que han existido días no trabajado que afectó el derecho humano de los niños cuando ha sido el Estado el que no reconoció el derecho a una remuneración acorde a la realidad económica de los docentes”. Cuestionó que la herramienta aplicada por el Ejecutivo “tiene por objetivo callar la voz docente en toda la provincia. Amenaza con poner suplentes y abre la instancia de relevo. Dispone la revisión de planes de estudios lo que merece nuestro rechazo porque ratifica que no se trabajó en proyectos pedagógicos”. Planteó así su “rechazo total y su total derogación Esto va mucho más allá de atender la cuestión salarial. Cuando fue la interpelación (a la ministra Marcela Mosqueda) nuestro bloque fue contundente y no han contestado pedidos de informes”, añadió y pidió “que acompañe la Cámara de Diputados la derogación del decreto 1014”

Daniel Trabalón, desde el Frente Grande, pidió reserva y tratamiento al proyecto 1553 que rechaza el decreto 1014/ 19 de Emergencia Educativa y exigir la urgente derogación del mismo así como también se abstenga de realizar descuentos y recortes de cierre de cursos. La iniciativa acompaña el documento del Frente Gremial Docente y también expresa el carácter ilegal del decreto que tiene como objetivo fragmentar la lucha docente. El legislador, resaltó “la actitud antidemocrática del decreto con fecha el 1ro de abril y publicada cuando fracasó la conciliación obligatoria” e “instó al Ejecutivo a retomar el diálogo y a establecer un aumento acorde, un aumento a las partidas para comedores escolares y escuelas públicas”.

Aseguró que “la causa principal del conflicto es generada por el propio Gobierno provincial”, y más adelante lo reflejó al poner en el medio de la escena otra situación: “Tienen hace tres años congeladas las partidas para comedores escolares. Es de $3,38 raciones por alumno”, aseguró.

Repudió que hayan golpeado a dos trabajadores docentes, uno detenido y luego liberado y pidió “que “la represión no sea el camino sino el marco institucional”

Desde el PRO Cambiemos, Luis Obeid pidió que no se esté de un lado o de otro en el conflicto docente. “Me solidarizo en primer lugar con la figura del Gobernador que, según la prensa, ha recibido agresiones y también con los trabajadores”. Aseguró que el decreto no cercena el derecho a la expresión docente. Leyó varios puntos referidos al decreto y defendió cada uno.

El titular del interbloque Cambiemos, Carim Peche destacó el proyecto de ley 1552 que modifica el Presupuesto General y reasigna partidas, “para buscar alternativas”. “Solamente pretendemos que se modifique el presupuesto para componer el salario docente. Excepto partidas puntuales destinadas a hospitales y seguridad, luego propone el achique de partidas como las de publicidad y propaganda, impresiones y revistas, pinturas. Y destinar la partida presupuestaria flotante as partir de la suspensión de las elecciones primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

La justicialista Susana Alonso ingresó también una iniciativa legislativa, la 1564/19 para expresar su preocupación por la delicada situación que atraviesa la docencia chaqueña y por el descontento generalizado por el decreto 1014/19, que declara la Emergencia Educativa. Además, instó al Ejecutivo a “reconsiderar su posición y convocar a los trabajadores una nueva mesa de dialogo”.

El radical Livio Gutiérrez, se recostó en un informe que señala que “el Chaco fue la provincia que peor porcentual de aumentos de sueldo dio en 2018. Es así. No es una problema nacional, acá hay mala gestión y problemas administrativo”. Aseguró que el decreto del Ejecutivo viola 154 de la Ley de Educación Provincial. “Insistimos en la derogación de este decreto porque violencia la Constitución Nacional. Y sí queremos diálogo”.

Para Gladis Cristado de la Concertación Forja, quien adelantó su voto positivo al proyecto 1553 del diputado Trabalón, por entender que el decreto “sí viene a complicar las cosas”, el decreto, habló de las consecuencias de avanzar en ese sentido. “En todos lados le va a pasar esto al Gobernador (por los escraches docentes), porque en todos lados hay docentes”.

“Este es el Gobierno que yo voté, por el que yo milité, pero no para que haga esto. Un peronista tiene que hablar con los trabajadores como también un radical, pero de los radicales históricos, no estos que comulgan una alianza con Nación”, acentuó..

La justicialista Elena Vargas expresó: “No solo el Gobernador se va a encontrar con los docentes, todos nos vamos a encontrar. Creo que no podemos abordar el tema educativo fuera del contexto nacional y provincial. El país está en profunda crisis económica y social”.

“La Provincia está atravesando una situación muy difícil con emergencias hídrica, agropecuaria y económica. (…) Sería fácil para mí aumentar los salarios y después que se arregle el próximo Gobierno. Con absoluta responsabilidad el Gobernador pone en la mesa su presupuesto y sus números y dialoga con todos los sectores, inclusive con el sector docente. El conflicto no da para que saquemos provecho ni de un lado ni de otro”, indicó.

Su par de bloque, Juan Manuel Pedrini lamentó la jornada “de violencia verbal y física, con el Gobernador y con personas que terminan detenidas que merecen todo mi repudio. Acá hay que hacer un llamado al diálogo”. “Rescato la vocación de diálogo del Gobernador, siempre los escuchó, respetuosamente hubo diálogo y ahora ponen en duda el diálogo como método de resolución de estos conflictos”.

También apuntó al Gobierno nacional “absolutamente ausente de las paritarias nacionales”. Con billete en mano, exclamó: “Mire esto, presidenta: Con esto se les pagaba a los docentes. Esto es un Quebracho como el vale que le daba La Forestal a sus peones”, cuestionó el justicialista y aseguró: “Nosotros no les pagamos con bonos”.

Avaló a las escuelas de Gestión Privada y de Gestión Social como alternativas que contienen a estudiantes cuando las públicas paran. Y rescató la posición de Peche de revisar el Presupuesto por recursos para educación, para que se revea el gasto educativo en cuestiones superfluas. En el mismo sentido hablo de un proyecto de su autoría para evitar la certificación de servicios y que sea el InSSSeP el que informe sobre los años de aporte, sin que sufra el docente perjuicio alguno.

Desde el NePar, Juan José Bergia valoró el decreto como “una decisión política en un año electoral”. “Creo que tenemos la posibilidad de decir que vamos a revisar cuestiones, como los gastos superfluos. Hubo un ministro en la provincia que se retiró dando un aumento de tres patitos. El incremento salarial en 2016 fue del 56%”, subrayó y luego mencionó una a una las actualizaciones anuales de esta gestión de Gobierno.

“El contexto condiciona y ese condicionante es lo que nosotros debemos resolver”, aseguró el presidente de la bancada justicialista, Hugo Ságer. Recordó que “esa escuela que hoy se volvió a inaugurar producto de una inclemencia meteorológica se puso en funcionamiento en algo así como 35 días. Esa escuela hoy iba a dar clases”, dijo en referencia al lugar en el que agredieron al gberndor Peppo y reprimieron a docentes.

Adelantó: “Nuestro bloque va a acompañar el proyecto propio de la disputada Alonso que va en el sentido para que se fortalezca el mecanismo de diálogo”, anticipó y cerró: “La verdadera independencia y libertad de los países se logra con educación. Cualquier mecanismo que garantice eso, está garantizando independencia y libertad a su pueblo. Nosotros vamos a ir en ese sentido. Vamos a trabajar en encontrar soluciones”, afirmó.

Boletín de noticias