Cortes de luz en verano: las eléctricas avisan que "habrán más cortes por el freno a los aumentos"

La nación 30 de agosto de 2019 Por
Las empresas encargadas de la distribución energética dicen que cómo no se actualizaron las tarifas por inflación para evitar mayor descontento electoral no podrán realizar mejorar en la insfraestructura y con la llegada del verano habrá cortes de luz más prolongados. Piden que suban un 20% más para poder dar un mejor servicio pese a toda la que ganaron en estos años.
argentina-apagon-corte-luz

En los últimos cuatro años los que más dinero ganaron y recaudaron en la Argentina además del capital financiero especulativo fueron las empresas energéticas. De todos esos dólares que se llevaron a costa del bolsillo de los argentinos, muy poquitos fueron a la inversión en infraestructura para desarrollar un mejor sistema eléctrico como ellos mismos decían que había que mejorar.

Ahora argumentan que como el Gobierno de Mauricio Macri dispuso frenar los incrementos acordados por inflación producto del impacto que generarían en los votantes de cara a las elecciones, las empresas no podrán garantizar el mejor y normal funcionamiento del servicio eléctrico durante el verano.

Sostienen que en este momento las tarifas de luz deberían tener un incremento mínimo del 8% en base a la actualización que debe realizarse cada seis meses como lo aprobó el entonces ministro Juan José Aranguren. Además argumentan que los usuarios, producto de la devaluación, "apenas pagan" el 50% del costo de la generación de la luz.

Si se aplicara la actualización del costo de distribución, que según la revisión tarifaria integral se debiera aplicar dos veces al año, en abril y en agosto, el servicio debiera aumentar un 20%, sobre la base de la inflación de los últimos seis meses. Esto repercutiría en un incremento total de la tarifa del 8%, ya que incluye también los componentes de generación -que su aumento está congelado hasta fin de año- y los impuestos.

Ante este panorama advierten que el servicio eléctrico del verano será deficiente en los momentos de mayor demanda. Lo cierto es que en estos cuatro años la luz se siguió cortando igual que siempre, con largos días de falta de servicio en muchísimos lugares del país y hasta generaron el apagón más grande de la historia argentina hace menos de dos meses.

"A nosotros los costos nos aumentaron también por inflación: tenemos actualización de paritarias, y nos subió el costo de mantenimiento, de la poda de árboles para que no interfieran en los cables de electricidad, la compra de herramientas, el aluminio, el transformador, entre otras cosas. Si no nos permiten aumentar los ingresos, tenemos que bajar las inversiones, que a la larga lo paga el cliente con una peor calidad del servicio", dijeron en una empresa de distribución al diario La Nación.

Las distribuidoras informaron que en estos últimos tres años el servicio pasó de tener 35 horas de cortes de luz anuales por usuario a sólo 24 pero que están muy lejos de los objetivos planteados en 2015 cuando hablaban de alcanzar las 8 horas anuales que tiene Perú o las 4 que hay en Chile.

Boletín de noticias