Bullrich y Oliveto cada vez más complicadas: Ramos Padilla aceptó a la exabogada de Fariña como querellante

La nación 23 de abril de 2019 Por
Giselle Robles aportó mails, chats, cartas y documentos sensibles ante el juez federal de Dolores para exponer como funcionaba la red ilegal de espionaje montada por agentes de la AFI, espías inorgánicos, periodistas y dirigentes políticos de Cambiemos con influencia judicial. Todos los detalles.
16-15

La exabogada de Leonardo Fariña que venía evidenciando como funcionó el entramado judicial y de inteligencia para beneficiar a su entonces defendido para que declare como arrepentido e involucre a Cristina Fernández de Kirchner, fue aceptada como querellante en la causa que lleva adelante el juez Alejo Ramos Padilla.

Giselle Robles aportó mails, chats, cartas y documentos que prueban sus declaraciones y esto incrimina a periodistas y dirigentes polìticos cercanos al Gobierno como la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, la conductora moral Elisa Carrió y la denunciante Paula Oliveto.

Robles mostró chats donde el periodista Luis Gasulla le indica que si quiere ayudar a Fariña a conseguir su libertad debe comunicarse con Paula Oliveto quien responde a Elisa Carrió y podía darle línea directa con Bullrich. Desde el entorno de Oliveto le dijeron al diario Perfil que los chats que muestra Robles están adulterados.

"Gasulla es quien me pasó el chat con Olivetto. Gasulla tenía trato permanente telefónico con Fariña cuando estaba preso. Y vi en algunos medios Gasulla tenía trato con D'Alessio. Yo presenté mi teléfono y se descargaron absolutamente todos los chats. No presenté chats cortados ni editados", manifestó la abogada al mencionado diario.

Es entonces que del entorno de Oliveto sostienen que Robles se contactó con la diputada nacional para llegar a Lilita ya que Fariña "quería suicidarse". "Ella le contaba que estaba siendo amenazada, que Fariña se quería suicidar, y es por eso que Oliveto le ofreció custodia. Sospechamos que esos chats están editados", agregaron en defensa propia.

Quien complica a las diputadas macristas, el periodista Gasulla y la ministro Bullrich es el arrepentido fiscal Bidone quien declaró que Marcelo D´Alessio le había pedido que interviniera el teléfono de Robles para vincularla con la causa de narcotráfico que desató el triple crimen de General Rodríguez.

"Ahí es donde yo entiendo por qué buscaban mi auto. Para ponerle droga, porque para robarlo no tenía sentido. Hacía la denuncia y ya no lo podían usar", señaló sobre las extorsiones que sufría para quitarle el auto que Fariña le entregó como parte de pago de la defensa que había llevado adelante y que los "servicios" buscaban quedarse.

Boletín de noticias