Los tarifazos y las usurpaciones se metieron en el debate de los candidatos a la gobernación

La provincia 03 de octubre de 2019 Por
El debate inició a las 21 en el Centro de Convenciones de Casinos Gala de Resistencia. Participaron nueve candidatos a gobernador. Emerenciano Sena, del partido Partido Socialista Unidos por el Chaco, fue el único que no asistió.
5d953e949f333110039599

Nueve candidatos a la gobernación debatieron este miércoles desde el Centro de Convenciones de Casinos Gala en Resistencia. Fue el último encuentro de exposición de propuestas previo a lo que serán las elecciones provinciales del 13 de octubre, donde se elegirán gobernador, vice, 16 diputados provinciales e intendentes y concejales en la mayoría de las localidades. Transmitió en vivo Chaco TV, con retransmisión de CIUDAD TV.

Jorge Capitanich, por el Frente Chaqueño; Carim Peche, del frente Chaco Somos Todos; Carlos Martínez, Consenso Federal; Juan Carlos Bacileff Ivanoff, Frente Integrador; Eduardo Aguilar, Frente por la Educación y el Trabajo; Aurelio Díaz, Partido Obrero; Carlos Pacheco, Acción Chaqueña; Raúl Castells, Movimiento de Izquierda, Justicia y Dignidad y Rubén Levrino, Movimiento Político, Social y Cultural Proyecto Sur, fueron los protagonistas en esta oportunidad. Emerenciano Sena, del Partido Socialista Unidos por el Chaco, decidió no asistir debido a sus fuertes diferencias con Bacileff Ivanoff.

En esta ocasión los tópicos que se trataron fueron: Empleo y Promoción Social, Educación y Salud y Servicios Públicos e Infraestructura. Como en los tres anteriores debates (dos de candidatos a diputados y uno de postulantes a la gobernación), la moderadora fue la periodista y locutora, María Silvia Villavicencio, con la conducción del periodista, Oscar Pietra.

Empleo y Promoción Social

El que abrió la ronda de propuestas fue el exvicegobernador, Juan Carlos Bacileff Ivanoff. “Empleo significa mucho más en esta época de crisis. Es el punto de partida para tratar todos los temas”, afirmó.

En este sentido, hizo hincapié en la necesidad de fortalecer el rol de las municipalidades. “El sistema productivo encarado a nivel nacional y provincial tiene que tener como eje los municipios”, sostuvo.

Además, reiteró que no puede haber una división entre campo y ciudad y cuestionó a quienes apoyaron la Resolución 125, durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. “Tenemos que trabajar por proyectos agroproductivos para generar empleo”, señaló.

A su turno, Levrino consideró que hay una crisis global la cual requiere “un cambio de modelo o paradigma”. Al hablar del Chaco, reiteró su propuesta de crear una moneda chaqueña para ofrecer un “sueldo ciudadano”. Y afirmó que con esto se producirá la “abolición del desempleo” en el Chaco.

Por su parte, el senador Eduardo Aguilar consideró que el “verdadero drama del Chaco” es que el 50% de los chicos crecen en casas sin libros, padres sin estudio y sin trabajo”. “No terminan los estudios secundarios. Quedan a merced de la droga y la desocupación esperando a un conchabo político en el Estado”.

Para el candidato la clave para salir de esta situación es una: la escuela. “Los maestros deben dejar de ser asistentes sociales y dedicarse a enseñar”, dijo al tiempo que fustigó a “los piqueteros” que realizan cortes de calle “utilizando a los niños que deberían estar en la escuela”.

“Los padres desocupados de esos niños serán formados en oficios para promover la salida laboral. Que todos podamos darle a nuestros hijos el ejemplo del esfuerzo y el trabajo cotidiano”, afirmó.

A su turno, el candidato de Chaco Somos Todos, Carim Peche, recordó que tanto Capitanich, como Aguilar y Bacileff formaron parte del mismo gobierno que “prometió 100 mil puestos de trabajo y no cumplieron”. Y no sólo eso: los acusó de haber hecho pasar a planta a “funcionarios en actividad y punteros”.  “No es ilegal pero sí inmoral”, dijo.

Además, recordó que durante la gestión de Capitanich se aumentó al doble los impuestos a los ingresos brutos e inmobiliario rural. “Asfixiaron al campo y al sector privado”, acotó.

Carlos Pacheco, de Acción Chaqueña, apuntó a la necesidad de reactivar al sector cooperativo y a las PyMes locales. “Para generar fuentes de trabajo hay que generar desarrollo económico”, sostuvo. En este sentido, habló de fortalecer al sector industrial apoyando a los proyectos que aporten valor agregado a las materias primas. “No tenemos aceiteras cuando producimos soja y girasol”, graficó.

Además sostuvo que se debe “poner en marcha las industrias textiles que se encuentran inactivas”. “El Chaco es la cuarta provincia ganadera del país. Y a pesar de eso no pudimos aprovechar la industrialización del cuero y enlatados. Esto generaría gran cantidad de empleo con peso importante en la economía”, aseveró.

“En nuestra gestión el empleo privado formal se duplicó”, dijo Capitanich al destacar su gestión entre los años 2007 y 2015. En este sentido, recordó que la regularización de los trabajadores se logró, entre otras cuestiones, gracias al régimen de corresponsabilidad gremial.

Señaló que también se logró la regularización de trabajadores de casas particulares y que se produjo el récord de trabajadores de la construcción, con 15 mil empleos. Disparó contra el gobierno que le antecedió (conducido por el hoy candidato a vicegobernador de Chaco Somos Todos, Roy Nikisch) al recordar que se tuvo que hacer cargo de miles de pases a planta realizados a pocas semanas de concluir dicha gestión, conocido como Operativo Retirada.  “Hicimos lo que ellos no quisieron hacer”, sostuvo.

Asimismo habló que durante su gobierno se logró fomentar el empleo joven a través de los denominados call center. De todos modos, consideró que no es suficiente y que se buscará promover el empleo “en medio de una Argentina compleja y difícil” con la activación de 20 cadenas de valor las cuales generarían unos 50 mil empleos en el lapso de 10 años.

Aurelio Díaz, del Partido Obrero, sostuvo que la economía se reactivará sólo cuando haya un real incremento salarial para los trabajadores activos y jubilados de la provincia. “Es la forma más sana para hacer girar la rueda económica”, afirmó.

Por otra parte, denunció que los niveles de desocupación que sufre el Chaco son producto de la connivencia entre el gobierno de Mauricio Macri y de “peronistas y radicales”. “Beneficiaron a sojeros, petroleros, banqueros y mineros. Y el resto de la población quedó afuera de esta política”, añadió.

En este marco, propuso que las fábricas que cierran o despiden personal sean tomadas por los trabajadores y promovió la apertura de los libros contables de aquellas firmas que cierran sus puertas. Remarcó también que es necesario promover un fuerte plan de viviendas y de obras públicas para reactivar el trabajo y afirmó que los trabajadores precarizados del Estado deben ser pasados a planta de manera inmediata.

“Consenso Federal va a ser un gobierno de personas capaces y sensibles”, dijo Carlos Martínez, al tomar la palabra. Dijo que la forma de generar más empleo es a través de la capacitación en oficios,  financiamiento para la construcción de viviendas y la defensa de la pequeña y mediana empresa chaqueña.

Dijo que, en caso de ser electo gobernador, velará por la aplicación de la Ley Nacional de Emergencia Social que fue sancionada en 2016 y que establece que un millón de argentinos tengan las herramientas para acceder a un puesto de trabajo. “Únicamente llegaron 300 mil a capacitarse y pocos llegaron al trabajo”, contó.

Se comprometió en ponerse “a la cabeza” del reclamo ante el gobierno nacional para que se bajen fondos con los que se puedan financiar 10 mil viviendas las cuales generarían 20 mil puestos de trabajo. “Esto va a paliar el déficit habitacional y la falta de empleo”, explicó.

“Apoyaremos los integrantes del pequeño y mediano empresariado con eximición de ingresos  brutos en las tarifas de agua y luz. Y en el sector público respetaremos la Constitución y los estatutos profesionales defendiendo los concursos de antecedentes y oposición”, indicó.

Raúl Castells propuso hacer hincapié en cuatro cuestiones para elevar las tasas de empleo en el Chaco. “Proponemos la terminación de 7 mil viviendas abandonadas en 2015 que generarían 20 mil puestos de trabajo en vez de reprimir a aquellos que las ocupan cuando están inconclusas”, dijo.

“También impulsamos la reforma agraria para superficie mayores a 5 mil hectáreas para que sea distribuido en pequeños chacareros. La manufacturación de la materia prima del Chaco y que se pague un fondo de reparación histórica para la provincia, como lo tuvieron otras como La Rioja y San Luis”, afirmó y reiteró sus furibundas críticas contra el directorio de Secheep a quienes culpó por las altas tarifas de energía que están pagando actualmente los chaqueños.

Educación y Salud

“La educación es un derecho y tiene que ser inclusiva, solidaria y de calidad”, dijo Capitanich, al tiempo que aseguró que durante su gestión se elevó el presupuesto educativo y se mejoraron los salarios como nunca antes en la provincia “en términos comparativos”. “Sin embargo, no es suficiente”, aclaró.

Propuso la creación de un Congreso Pedagógico y “recuperar un sendero del poder adquisitivo” de los docentes chaqueños. Este aumento, aclaró Capitanich, estará atado a “la coparticipación y al valor de la canasta básica alimentaria”.

Promovió además la idea de instalar de manera efectiva en todas las escuelas del Chaco la Educación Sexual Integral para evitar embarazos adolescentes y una reforma de la ley de Educación Superior.

En cuanto a la Salud, estimó necesario apuntar a la descentralización del sistema sanitario, el recupero de gastos por siniestros viales y una junta médica las 24 horas. Propuso además que se declare la emergencia sanitaria para garantizar el acceso a los medicamentos gratuitos. “Tenemos que resolver el problema de los prestadores y de los trabajadores de la Salud y trabajar fuertemente en la prevención”, sentenció.

Pacheco, por su parte, habló de crear más escuelas de jornadas completas donde los niños tengan aseguradas al menos tres comidas al día. “Ahí también habrá talleres de lectura y comprensión de texto porque actualmente la mayoría de los estudiantes no entiende lo que les leen los maestros”, acusó. También señaló que es necesario escuchar las propuestas del sector docente, quienes son los que día a día están en la trinchera de la enseñanza y dijo que es indispensable que se les comience a pagar sueldos dignos.

En cuanto a Salud, propuso auditorías y controles estrictos en la compra de medicamentos. Y marcó también la necesidad de una mejora sustancial de los salarios.

“En las últimas pruebas Aprender, el Chaco salió en el último lugar”, recordó a su turno Carim Peche. Mostró su preocupación por la gran cantidad de días perdidos por los alumnos chaqueños debido a los distintos paros docentes y dijo que “sin educación, los estamos condenando a la pobreza”. También habló de los bajos salarios que cobran los docentes en la provincia.

En este sentido, afirmó que, de ser electo, convocará el 31 de enero a los gremios docentes para discutir paritarias las cuales tendrán vigencia hasta abril y luego se reabrirán para continuar debatiendo. “Los aumentos serán por encima de la inflación”, anticipó.

“Vamos a respetar el Estatuto Docente, aumentar partidas para comedores y pagarlas en tiempo y forma y enviaremos útiles para los alumnos y materiales para los maestros, como lo hacíamos en la época de Nikisch”, prometió.

“En Salud, vamos a fortalecer a los hospitales y centros de salud con tecnología, insumos y equipamiento. Pondremos en marcha el turno digital para todos y un aumento salarial en blanco y por encima de la inflación para los trabajadores de esa área”, anticipó.

Castells destacó como ejemplo de trabajo y educación a la Universidad Popular del MIJD que él conduce en más de 40 localidades de la provincia. Propuso eliminar los subsidios a las escuelas privadas y religiosas y un aumento salarial para los maestros.

En cuanto a Salud, apuntó a la necesidad de pasar a planta al personal precarizado y que se garanticen los insumos y medicamentos a los hospitales y centros de Salud. Dijo que esto se podrá hacer creando un impuesto extraordinario a las personas que ostentan “las grandes riquezas del Chaco”.

Martínez, por su parte, propuso que en cada hospital y centro de Salud de la provincia exista un miembro de la comunidad “con poder de decisión”. “Con participación de la gente se podrá revertir la falta de ambulancia, medicamentos y promover un servicio eficiente”, explicó.

Dijo que no armonizará la caja del InSSSeP y propuso separar la caja social de la jubilatoria para evitar que el déficit que genera el sistema jubilatorio chaqueño atente contra las prestaciones médicas y sanatoriales que puede garantizar holgadamente la obra social estatal.

En cuanto a lo educativo, coincidió con Capitanich y Castells de crear un Congreso Pedagógico y sostuvo que es indispensable la renacionalización del sistema educativo. También propuso que los docentes se jubilen con 25 años de servicio y que el trámite para hacerlo sea ágil.

El candidato del PO, por su parte, Díaz, señaló que para que haya una educación y una salud de calidad hay que suspender el pago de los millonarios intereses de la deuda externa. “Si no no hay salida”, elucubró. “También hay que volver a la nacionalización de los establecimientos educativos que fueron provincializados durante el gobierno de Carlos Menem”, añadió.

“Los pibes van con hambre a las escuelas. Por eso comedores y un plan de becas para terminar la escuela”, dijo Díaz. Asimismo, sostuvo que se debe invertir en arreglar los edificios escolares “que hoy se están cayendo a pedazos” y que los maestros reciban aumentos acorde a los incrementos de la canasta básica de alimentos. “Para que todo esto se haga ay que cobrarle impuestos a las mineras, sojeros, banqueros y petroleros que fueron los grandes ganadores del modelo de Macri”, añadió.

Levrino propuso a su turno convocar a una mesa de compromiso “con la cual los trabajadores y el gobierno firmen una tregua de un año”. En este sentido, reiteró su idea de una “moneda chaqueña”. “Con esto podremos brindar un sueldo digno para los trabajadores”, comentó.

Si bien aclaró que los reclamos de los docentes son legítimos, cuestionó el daño que le hace a la calidad educativa los reiterados paros docentes. Propuso en este marco, monitorear constantemente el nivel de los estudiantes con resultados que sean públicos.

En cuanto a la Salud, dijo que apuntarán a garantizar la carrera sanitaria y a la prevención de enfermedades, mediante la promoción de buenos hábitos alimentarios y la práctica de deportes.

Aguilar sorprendió al hablar sobre sus propuestas de Salud. Dijo que como es un programa amplio, lo televidentes lo pueden buscar en Internet. “Ahí lo tendrán en detalle”, contó. En cuanto a la cuestión educativo, señaló el magro salario de los docentes al señalar que está por debajo de la línea de pobreza.

Dijo que los maestros chaqueños tienen todas las intenciones de estar en la escuela para enseñar pero terminan haciendo rifas, colectas y arreglando ellos mismos los edificios escolares por falta de ayuda del Estado.

Sostuvo que el gran problema de la provincia es “la corrupción y el acomodo político en el Estado” y consideró urgente atar los salarios docentes a la coparticipación. “Hay que dejar de meter gente al Estado”, sostuvo y habló de hacer más obras públicas apuntando a lo educativo y no tanto a obras tales como el pavimento urbano. “El pavimento no nos va a sacar de pobres. La educación sí”, dijo.

Bacileff Ivanoff remarcó que los datos “que tenemos es que la calidad educativa del Chaco está entre las más bajas”. “Significa que no estamos preparando a las futuras generaciones”, afirmó. También criticó la excesiva burocratización del Ministerio de Educación al cual catalogó de “monstruo”.

Disparó contra las escuelas sociales a las que tildó de “curro en manos de políticos”. Y dijo que de ser electo gobernador, hará auditorías porque “se roban los recursos del Estado”. “Encima ponen en los hospitales enfermeras que salen graduadas de ahí y que no saben poner una inyección”, acusó.

Servicios Públicos e Infraestructura

“Sobre el tema infraestructura, servicios y viviendas, los otros candidatos van a hablar pero no dejen que te vendan humo”, pidió Aguilar, dirigiéndose a los televidentes. “La plata de la soja ya no está y vale mucho menos que antes. Y la posibilidad de financiamiento está muy acotada. Por eso hay que ser muy prudente con la administración”, explicó.

En relación a las viviendas, Aguilar dijo que hay que “cortar con el acomodo en la entrega de casas porque hay familias que hace años que están anotados y ven como entran se las dan a otros por acomodo político o amiguismo. En mi gobierno, va a haber un ranking público para que todos lo vean”, indicó.

Sobre las tarifas dijo que urge parar con los tarifazos nacionales. Además, en relación a las empresas estatales de servicios como Secheep y Sameep, propuso realizar una auditoría de las universidades. “Voy a nombrar representantes de usuarios en los directorios y no a políticos. Para que las empresas no sean usadas para botín de ningún aspirante a caudillo”, dijo.

Por su parte, Capitanich defendió a Secheep y dijo que solamente es la que sólo distribuye la energía. Apuntó al gobierno nacional quien fue el responsable de dolarizar el valor de la energía mayorista lo que repercutió en los fuertes incrementos en las boletas de luz. De todos modos, reconoció la necesidad de realizar un “saneamiento” tanto de Secheep como de Sameep.

Prometió también la construcción de 20 mil viviendas, terminar el Segundo Acueducto del Interior y de El Impenetrable para lograr la universalización del agua potable. Además habló de la necesidad de realizar obras viales en El Impenetrable, la última milla de fibra óptica en el Chaco y las obras para el gas natural. “Todo esto es indispensable”, dijo. “Necesitamos un estado nacional que nos ayude con recursos y asistencia”, aclaró. “Esto es posible hacerlo. Lo hicimos. Pusimos al Chaco de pie porque sabemos gestionar”, remarcó.

“Toda la base de servicios esenciales de la luz, agua y transporte se hizo con recursos de impuestos de todos. Pero hoy todos estos servicios han sido concesionados a amigos del gobierno nacional. Y además las tarifas están dolarizadas. Y todo esto cayó sobre las espaldas del pueblo”, dijo a su turno Aurelio Díaz.

El candidato del PO marcó la necesidad de viviendas en el Chaco y sostuvo que en la zona sur hay grandes extensiones de tierras que pueden ser destinados para quienes no tienen un techo propio. “Proponemos loteos masivos porque creemos que hay dinero suficiente”, dijo.

Levrino, por su parte, marcó su posición en contra de las usurpaciones al recordar las últimas que se dieron en los predios del Banco Hipotecario, entre las avenidas Castelli y España. “La usurpación es el uso de lo robado. Y si justificamos las usurpaciones vamos a justificar el robo. El desalojo se impone. El Estado es responsable”, dijo.

¿Qué hacer con el déficit habitacional, entonces? Levrino propuso lotear los terrenos ubicados entre Vilelas y Makallé. “Ese eje se presta para ser urbanizado. Cada uno de esos núcleos debe tener un centro urbano, con transporte que los una. Esto sería una solución para la necesidad de vivienda”, dijo.

Por su parte, Carim Peche, aseguró que el gobierno chaqueño tiene dinero para hacer viviendas  pero no tiene decisión política para hacerlo. “Faltan viviendas porque en la gestión de Capitanich se robaron mil millones de pesos y hay miles de viviendas sin construir por sospechas de corrupción”, denunció.

Reiteró su propuesta de congelar y luego bajar la tarifa de luz a todos los chaqueños. “Ahora me reclaman porque repartimos los folletos que dicen que vamos a congelar y bajar la luz a los chaqueños. Pero lo vamos a hacer”, dijo. Y denunció que desde el propio Estado no se da el ejemplo. “La Casa de Gobierno no paga la luz desde el 2010, pero si cualquiera de nosotros no paga dos meses nos sacan el medidor. Son inmorales políticos. Y así quieren gobernar”, afirmó.

El candidato de Consenso Federal sostuvo que si bien la Constitución garantiza el derecho de la propiedad privada, se debe brindar las posibilidades que aquellas familias que vienen del interior provincial hacia el Área Metropolitana tengan su vivienda. “No podemos permanecer indiferente ante esto”, dijo.

“Vamos a hacer cumplir la ley de regularización dominial, la emergencia habitacional y gestionaremos el financiamiento para la construcción de 10 mil viviendas, con los fondos necesarios para la compra directa de tierras o pagar expropiaciones”, propuso.

A su turno, Bacileff Ivanoff criticó la política de Macri de quitar los subsidios a la luz y al transporte. “Macri vino infinidad de veces al Chaco y no trajo ninguna obra. Fue a ver el acueducto y no puso un peso para continuidad”, cuestionó.

Reiteró su idea de “darle una ruta a El Impenetrable”. “Tenemos que conectar con Salta para el turismo aventura. Para que los aborigen trabajen en la artesanía”, sostuvo.

Además, en la parte del cierre, habló de unos 30 millones de pesos que presuntamente llegaron a la provincia durante el último tramo del mandato de Jorge Capitanich, en 2015, los cuales tenían como destino la construcción de un Instituto Cardiológico y que, a fin de cuentas, no se habrían utilizado. Por este motivo, apuntó directamente contra el exministro de Salud y actual diputado, Hugo Sager, a quien pidió que dé explicaciones sobre esto.

Pacheco, por su parte, marcó las dificultades que hay en relación a los asentamientos que se forman en la periferia del Área Metropolitana provincial y cuestionó a Secheep por tener una alta cantidad de usuarios con factura social y “enganchados”.

Finalmente, Castells fue contundente al señala que Secheep tiene una deuda de 6.500 millones de pesos y que Sameep le debe al InSSSeP 1.900 millones de pesos. “Nosotros nos movilizamos en 2018 para que existiera una tarifa social y que considerara a los jubilados y los pobres. Y los que nos dieron es represión y cárcel. Nosotros queremos que se le ponga fin al saqueo de los servicios públicos”, sostuvo.

Boletín de noticias