La semillera Syngenta cerró uno de los tres complejos que tiene en Argentina y despide a sesenta empleados

La nación 08 de octubre de 2019 Por
Syngenta fue adquirida a fines de 2016, por capitales chinos. Sin embargo, no se achicó, al contrario tomaron 80 posiciones nuevas. Esta medida forma parte de la estrategia de la compañía que busca concentrar sus operaciones en el polo semillero.
syngenta.jpg_966076397

 Estanislao Sestak, responsable de producción de semillas de Nidera, explicó a BAE Negocios: "Estamos trasladando la operación a Venado Tuerto en Santa Fe, donde tenemos dos plantas de proceso de maíz y girasol. Ahí tenemos un núcleo productivo importante. Lamentablemente sólo pudimos reubicar a tres empleados, despedimos a 21 y no renovaremos a 49 trabajadores".

En esta planta se recibían las espigas, se las desgranaba y las embolsaban para luego despachar a clientes. "Se trataba de semillas para consumo interno", dijo Sestak.

Syngenta fue adquirida a fines de 2016, por capitales chinos. Sin embargo, no se achicó, al contrario tomaron 80 posiciones nuevas. Esta medida forma parte de la estrategia de la compañía que busca concentrar sus operaciones en el polo semillero.

"En Miramar quedará la producción de los campos de maíz y girasol, sólo la planta industrial se traslada al sur de Santa Fe", sostuvo el directivo de Syngenta. La noticia fue conocida el mismo día que Alberto Fernández, candidato a presidente por el Frente de Todos, dijo que el presidente de Syngenta llamó a Daniel Arroyo, futuro integrante del gabinete, para decirle que la empresa estaba dispuesta a aportar el 1% de la producción para mitigar el hambre.

Sin embargo, desde la empresa sostuvieron que sólo se trató de una columna que Antonio Aracre, director general de Syngenta, publicó en la red Linkedin, donde hizo un llamado a varias empresas para que ayuden a terminar con el hambre en la Argentina.

Boletín de noticias