Argentina generó un alerta por posible brote de hongo intrahospitalario de alta resistencia

La provincia 12 de abril de 2019 Por
El bioquímico de la UNNE, Gustavo Giusiano, advirtió sobre el posible ingreso al país del hongo intrahospitalario identificado como Cándida Auris, con fuerte presencia en países de Latinoamérica y alta resistencia a fármacos y desinfectantes. Aseguró que es "crucial" la detección temprana e indicó que el grado de riesgo en pacientes se vincula a la capacidad inmunológica de cada uno. Aclaró que en 2016 ya fue emitido un alerta de la Asociación Argentina de Microbiología y que los laboratorios de los hospitales públicos están preparados para su llegada.
candida_auris_efectos-1024x550

El jefe de Departamento de Micología del Instituto de Medicina Regional de la Universidad Nacional del Nordeste visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN y brindó detalles de la presencia de un hongo “intrahospitalario” identificado como “Cándida Auris“, que avanza sobre varios países de Latinoamérica.

El Dr. Giusiano aclaró que aún no se han detectado casos en Argentina y explicó que se trata de un hongo que es “temible” por ser resistente a la medicación que existe para tratar cándidas de ese tipo. “Es un hongo que se presenta interhospitalariamente, es resistente y también a nivel ambiental, se mantiene en el ambiente mucho tiempo. Es resistente a determinados desinfectantes, incluso es tolerante a altas temperaturas lo que lo hace más complicado desinfectar las salas”, explicó.

Señaló que se encuentra presente en el ambiente e incluso se asiló de muchos tipos de muestras clínicas, “desde un conducto auditivo externo hasta de la piel; la diferencia es que nosotros no lo tenemos en esta parte”.

“Se lo detecta como a cualquier otra especie de cándida, son más de 100 especies de cándidas y esta es una de ellas pero complicada por su resistencia”, indicó.

Comentó que existen brotes del hongo que produjeron “una alta mortalidad en países como Estados Unidos, Inglaterra, España; y en Sudamérica, en Colombia y Venezuela. Lo que hay que tener en cuenta es el movimiento poblacional que hay por lo tanto hay que estar alerta ante la aparición de este hongo porque su resistencia hace que genere una mayor mortalidad en las personas que están internadas, hospitalizadas. Principalmente, en aquellas que están en cuidados intensivos”, pacientes que “tiene un facto propio pero además se suma el factor del hongo que no responde a la medicación”.

También habló de diversas cepas, aunque aclaró que no hay vacunas. “Hay cepas más o menos sensibles, pero en general, la mayoría son resistentes”.

Aunque en la Argentina todavía no se han detectado casos, el Dr. Giusiano explicó que la metodología en los laboratorios de hospitales lo identifica, aunque como otra especie parecida.

“Hay dos tipos  de metodología que identifican a este hongo. Uno es la biología molecular y otro que se denomina proteómica que permite la correcta identificación. En Argentina, por ahora, hay dos centros donde se han montado la técnica de métodos moleculares, uno está en Santa Fe y otro en Buenos Aires, como centro de referencia ante la aparición y la tecnología maletop no la tenemos en todo el NEA. Lo que sí hemos hecho entre los laboratorios es crear una red a través de la cual, ante la posibilidad de detección de esto, derivar directamente esa cepa para que se la identifique”.

El tiempo de identificación, para el especialista, “es crucial y ese es el problema”. “Lo ideal sería que dispongamos de algunos de esos aparatos, por lo menos en algún hospital, para que se pueda recibir de toda la zona. Si bien es una aparatología cara es la que nos asegura una rápida identificación de esta y todas las otras especies que normalmente aparecen”, aseguró el facultativo.

Aclaró que este hongo se puede portar en la piel, “porque es un colonizador y por eso es el miedo a que el movimiento poblacional, sobre todo de países de los que Argentina está recibiendo muchas personas, Entonces, tenemos que estar alertas y preparados. Esto surgió en los últimos tiempos, pero desde 2016 generamos una alerta desde la Asociación Argentina de Microbiología y los laboratorios de los hospitales están preparados para esto. Tenemos que estar atentos por si aparece, hace muy poco hubo caso en Chile”.

Por último, explicó Gustavo Giusiano que el grado de complicación que pueda ocasionar la “Cándida Auris” a la persona que la contrae, “dependerá de sus propios factores de riesgo, de su estado inmunitario y de la razón por la cual está internado. Si está muy disminuida inmunológicamente, el índice de mortalidad es mayor”.

fuente: chacodiapordia

Boletín de noticias